31 de mayo de 2013

Basura and TV Podcast 1x16: DOCTOR WHO, DOCTOR WHO, DOCTOR WHO.

En este nuevo episodio dedicado a Doctor Who y el final de su séptima temporada contamos con la colaboración de Ricardo (@centoloman) que, además de sustituir al ajetreado blogger del mes, nos regala toneladas de información sobre la serie. Y además Mauro nos habla del Comedy Week de YouTube, un evento especial de la web de alojamiento de vídeo más famosa del mundo en la que cómicos de todo el mundo has actualizado sus canales con nuevo material para la ocasión.

Minuto y Resultado:
Intro
YouTube Comedy Week 2:00
Doctor Who 9:00

29 de mayo de 2013

It's Netflix's Arrested Development


El 2 de noviembre de 2003 se pudo ver en FOX el primer episodio de Arrested Development, sitcom multicámara salida de la obsesión de Ron Howard por transvasar el formato reality a  la comedia y que el talentoso guionista Mitchell Hurwitz se encargó de dar forma. El resto, como deberían saber, es historia de la televisión. Con su estilo semi documental, sus encriptados guiones llenos de capas que se relacionaban entre sí de las formas más inverosímiles posibles, su humor referencial y su excelente uso del gag visual, Arrested Development se ganó el cariño de la crítica y del público, que no siempre es lo mismo que la audiencia, pero no tanto el de una cadena que, tras tres temporadas, decidió cerrar el chiringuito de los Bluth para siempre.

O no, porque los rumores de vuelta siempre estuvieron activos. Ya por el 2006, cuando el fin parecía definitivo, cadenas de cable como Showtime mostraron la intención de llevarse la serie bajo sus brazos y desde entonces cada vez que alguno de sus actores o responsables aparecían delante de una cámara eran bombardeados con preguntas sobre el posible regreso de la serie. Año tras año la suculenta historia de que por fin habría una película de Arrested Development corría por todos los mentideros de la industria hasta que en 2011, y Netflix mediante, Hurwitz anunció que la serie volvería de forma episódica como posible antesala de la tan esperada película que tanto él como Howard llevan años planeando como cierre de la historia.

Y en estas estamos, dos años después en un mes de mayo que parece marzo, en el que Netflix ha decidido poner a disposición de una sola tacada, para que sea el espectador el que decida el ritmo con el que quiere disfrutar esta cuarta temporada, los quince episodios que significan el regreso de la gran comedia televisiva moderna. Una temporada y unos episodios que se han visto alterados en relación a su concepción original debido a los problemas de agendas derivados de volver a reunir a todo el cast original. Pero a partir de este inconveniente Hurwitz se ha sacado de la manga un nuevo formato que evoluciona del original en el que, por separado, cada episodio es narrado desde el punto de vista de un personaje concreto pero, en conjunto, forma una enrevesada historia única que deja en pañales las interrelaciones que se daban en sus primeras temporadas. Da verdadero pánico la idea de ponerse a desenredar guión por guión, línea por línea, la red de conexiones, referencias y chistes ocultos que pueblan estos nuevos episodios. Arrested Development, de nuevo, apuesta alto y no se conforma con ofrecer lo mismo de siempre si no que una vez más se presenta como la más innovadora de las comedias. Y ese es su mayor logro, el de volver a tener la ambición de seguir experimentando y no quedarse en la zona de confort en la que podría haberse movido con maravillosa facilidad.

24 de mayo de 2013

Basura and TV 1X15: Detrás de las risas

Volvemos tras un par de semanas de inactividad para comentar los finales de temporada de Parks and Recreation y Community así como el final definitivo de The Office. Nos acompaña, una semana más, Nacho en sustitución de Fer y Mauro nos habla sobre Men at Arms, una web serie de YouTube que no os podéis perder.


Minuto y Resultado:
Intro
Men at Arms 4:00
Parks and Recreation 9:00
The Office 26:00
Community 44:00


La Gramola:
- Ending: All the Faces - Creed Bratton.

Los enlaces de Mauro:
- Men at Arms.

21 de mayo de 2013

Doctor Who 7.5


Steven Moffat y su equipo tienen unas formas adquiridas a la hora de escribir y abordar Doctor Who que, para bien o para mal, a estas alturas no van a cambiar. Preocupados más en presentar una buena cantidad de ambiciosos conceptos pero no a desarrollarlos adecuadamente, de alargar y repetir esquemas y de ensimismarse en llevar al espectador de un gran misterio sin resolver a otro mayor misterio no resuelto, esta segunda parte de la séptima temporada de Doctor Who sigue ofreciendo claroscuros evidentes, con momentos olvidables seguidos de situaciones memorables. Pero en The Name of The Doctor, el episodio que cierra temporada y da pie al especial cincuenta aniversario de la serie, Moffat vuelve a demostrar que le tiene bien cogido el pulso a la visión moderna del personaje y que es capaz de hilar muy fino a la hora de abordar la mitología moderna de la misma.

The Name of The Doctor, como episodio, cumple una doble misión. Primero, como ya hemos comentado, funciona como introducción a la verdadera bomba que nos espera en noviembre al mismo tiempo que explora y expande la concepción del personaje que Rusell T. Davies presentó allá por 2005. Y, segundo, el episodio significa el cierre a la trama principal de la temporada, la identidad de la nueva compañera de viajes del Doctor, Clara Oswald. Una trama que, al contrario que otros hilos argumentales de Moffat en pasadas temporadas, ha tenido menos peso en los episodios anteriores y a la que se le ha dado un final bastante menos enrevesado, y por ello mucho más efectivo, de lo que podría imaginarse.

18 de mayo de 2013

El final de The Office llegó tarde, pero llegó bien


Nueve años en televisión son muchos, puede que demasiados. Y más para una comedia que siempre tuvo problemas de equilibrio en su tono y que tardó una temporada entera en empezar a definirse. Cuando The Office se estrenó allá por 2005 se enfrentó a muchas dificultades, muchas de ellas provenientes de su condición de remake. La serie original creada por Ricky Gervais y Stephen Merchant aparte de ser pionera y  poner de moda en televisión el estilo del falso documental presentaba como protagonista de una comedia a un personaje odiable y totalmente falto de empatía. El primer error de The Office (US) fue el de trasladar casi página por página el piloto de la versión británica y presentar las frases de David Brent en boca del Michael Scott de Steve Carell.

El propio Greg Daniels, el creador de esta The Office, acabaría reconociendo que ni él ni su equipo sabían como afrontan la escritura de Michael. Estaba claro que si la serie quería tener alguna posibilidad de crecer era separándose radicalmente del concepto de protagonista de la versión original. Y entonces dos cosas ocurrieron eses verano. Primero, Virgen a los 40 se estrenó y llevó a Steve Carell al estrellato mundial lo que ayudó a que, segundo, tras un estreno bastante discreto y unas generales malas críticas, las descargas en iTunes de la serie se dispararan.

Y fue la interpretación de Carell en Vírgen a los 40 en la que los guionistas de la serie se centraron para crear la concepción del personaje que ahora tenemos. O mejor dicho, las concepciones. Porque al igual de lo que pasaba con sus episodios, el personaje de Michael Scott tenía varias caras. Desde un bufón con la personalidad egoísta de un niño mimado a un sensible adulto que lo único que ansiaba era convertirse en un padre de familia. Durante muchos años su familia eran sus empleados, por los que se desvivía demasiado, anteponiendo su bienestar al de los demás. Es por ello que la despedida de Carell de la serie fuera tan satisfactoria. En Goodbye, Michael Daniels y los suyos se las apañaron para meter en un solo episodio todas las caras de Michael Scott y darle la oportunidad de conseguir sus metas. Aunque para ello tuviera que alejarse de su amada oficina, dándole la oportunidad de cerrar el círculo de su viaje existencial. Un círculo que le alejaba de Scranton. Algo en lo que vuelve a recurrir la serie en su final [1].



13 de mayo de 2013

Cuatro episodios que podríamos ver en Community


Episodio embotellado, mundos paralelos, Dragones y Mazmorras, falsos flashbacks, paintball, anime, marionetas, videojuegos o stop motion. Ahora que se ha confirmado que Community tendrá quinta temporada y los rumores apuntan a que la vuelta de Dan Harmon se baraja como algo más que posible es un buen momento para darle al coco y especular con los posibles episodios temáticos que podrían aparecer en la siguiente temporada de la serie.

Estos son los cuatro episodios que Community podría hacer [1].

Cambio de actores, no de personajes

O el síndrome de la madre afroamericana cambiante, aunque fuera Dick York en Embrujada el que haría famoso esta práctica televisiva. Un episodio en el que todos los personajes fueran interpretados por actores diferentes y en el que solo Abed se diera cuenta de lo que está pasando. Sería la oportunidad ideal para traer de vuelta al personaje de Pierce que, para cerrar perfectamente el círculo meta-ficticio, sería interpretado por Bill Murray [2].

¿A qué actores elegiríais vosotros para sustituir al cast original durante un episodio?

Episodio en directo

Otras lo han hecho antes y lo han hecho bien. 30 Rock, The West Wing o Will and Grace son series que se atrevieron a emitir episodios en directo. Además, este tipo de evento televisivo se suele valer de los diferentes husos horarios en la emisión americana para ofrecer dos posibles versiones diferentes de una misma actuación, un juego de diferencias de esos con los que le gusta jugar a Community.

Plano secuencia

Ya lo hizo Psychoville homenajeando a La Soga de Hitchcock, por ejemplo. Un episodio de televisión entero grabado en una sola toma. Un experimento que necesita el grado de ambición en su producción que ya es marca de la serie y una oportunidad, además, de homenajear el genero de misterio clásico

 Finales alternativos

Community es una serie que no tiene una gran audiencia, pero que si tiene un grupo de fans muy fieles activos y, sobre todo, receptivos. Así que que mejor que idear un episodio en el que durante su emisión se pudiera elegir uno de varios finales posibles a través de los votos de la audiencia. Una buena manera de promocionar la serie durante la semana y aumentar el eco de esta en las redes sociales.

Estas son cuatro posibilidades de muchas posibles, ¿cuáles se os ocurren a vosotros?

[1] Esta lista tiene el sello de calidad ficticia de Abed.
[2] Tal como ocurrió en la segunda temporada de Saturday Night Live.