19 de diciembre de 2010

Héroes incompletos

tumblr_ldokou2Ill1qzakx6o1_1280

Existen dos lecturas sobre Misfits (E4, 2009) que irremediablemente están condenadas a no entenderse. Por una parte está la buena Misfits, ese relato sucio de la adolescencia británica barriobajera pasado por el filtro de la incorrección, la violencia gratuita y el despiporre como norma [1] que se sirve del género superheróico como trasfondo  para sus historias. Esa Misfits es imprescindible, un producto de culto instantáneo, un must see como dirían en las islas. Pero...

13 de diciembre de 2010

Las concesiones de The Walking Dead



Sí un prólogo es una guía, una orentiación a la obra que el autor utiliza para exponer las líneas maestras e intenciones de lo que quiere desarrollar, más valdría que los seis primeros episodios de The Walking Dead no fueran considerados como tal. Porque si esta atípica temporada, en cuanto a duración, es una muestra de los lugares por los que se va a mover la serie cuando disponga de mayor desarrollo (su segunda temporada ya contará con 13 episodios, la regla en cuanto a temporadas de los canales de cable estadounidenses), me temo entonces que muy difícilmente pueda evolucionar y escapar de la mediocridad en la que se ha ganado a pulso estar.

Una mediocridad que, si atendemos a su piloto, es más pronunciada si cabe. Donde en el episodio escrito y dirigido por Frank Darabont se dejaba ver un ritmo pausado, una crudeza sin concesiones, un esfuerzo en dotar a los personajes de interés y, sobre todo, un equilibrio perfecto entre los momentos pausados y la acción, pasamos a un descalabro monumental en todas esas intenciones. El tacto desaparece y con él la sutilidad a la hora de desarrollar los engranajes dramáticos de la serie y sus personajes con el fin de encajar la historia en caminos muy convencionales y manidos. Y lo hace de dos formas muy diferenciadas, además. O subraya en exceso las situaciones para justificarlas en pos de que el espectador se identifique con los personajes, alcanzando momentos de ñoñez importante [1], o, directamente, obviando cualquier tipo de esbozo en la personalidad o acciones de estos, que ante la llegada de las situaciones más "crudas", matanzas y perdidas, consiguen justo lo contrario a lo que se supone que tiene que conseguir un golpe de efecto tal [2]. Por no mencionar, claro, que la serie entra en una dinámica en la que no solo poco importa que haya caminantes o no, que en vez de ser una amenaza constante para la supervivencia del grupo son reducidos a simple figurantes de los que echar mano a la hora de crear esos golpe de efecto fallidos que comentaba.

Todo ello emborrona, claro, los buenos detalles que la serie ofrece. Una excelente producción acorde al elevado presupuesto que posee, buenas interpretaciones, y, sobre todo, un reflejo de una vida pasada que no volverá y el intento de no perder la humanidad que nos define como personas y que, tras la caída de todo tipo de convicciones sociales y costumbres es tan difícil de mantener. Detalles que no son suficientes, repito, para tapar todas esas concesiones y la falta de un tono específico que la defina. Y que solo cuente con seis episodios no es una escusa para esta falta de definición, y a cualquier serie británica me remito.

The Walking Dead, siguiendo la esencia del genero zombie, intenta hablar sobre las personas, pero por ahora lo hace mal. Y lo hace por todas las concesiones al público no iniciado (esos que hablan de la serie como la dignificadora del género, como si este necesitara de tal cosa). En el primer intento ha fallado completamente en sus intenciones y solo queda esperar a que su segunda temporada aparezca para confirmar el descalabro o, por el contrario, ver si el anunciado cambio de guionistas y la posibilidad de poseer del doble de episodios es suficiente para intentar corregir el rumbo. Porque si no, me temo que no está el panorama como para perder el tiempo en darle tantas oportunidades.

[1] El responso a un cadáver, de tantos, que luego sería descuartizado, el grupo de chicanos del que no se puede ver las buenas intenciones por los prejuicios (momento abuela incluido), el superviviente que, tras una epifanía debido a un golpe de calor, se pone a excavar las tumbas para los fallecidos de un ataque futuro... y así hasta llegar a la llorera grupal ante la explicación de como funciona el virus causante de todo o el truco barato final en el que un personaje le releva a otro algo muy importante al oído.

[2] Tras una ataque en el que presumiblemente se producen varias bajas, solo importa la muerte de Amy, telegrafiada desde el principio del episodio tras otro momento de pochez potenciado por una conversación sobre anzuelos, o la muerte de la mujer de T-Bone (¿tiene nombre?), un personaje que pasaba por ahí, sin ningún tipo de desarrollo y que luego pretende ser, ni más ni menos, la gran perdida y desencadenante de un final de temporada descafeinado y que deja la serie en el mismo lugar que dos episodios antes.


[+] La lucha o el suicidio (The Walking Dead) en Diamantes en Serie.
[+] La introducción de los muertos vivientes en Carrusel de Series.

7 de diciembre de 2010

His name... MERLIN

s03e13_homepage_1600x1200

Hagan un recuento de las series que ven. ¿Cuánta de ellas narran la historia de familias disfuncionales, de seres atormentados o de anti héroes de barro que disfrutan del dolor que generan? Seguro que muchas, y todas muy buenas. Pero, y les prometo que no les pido reflexionar más, ¿cuántas de ellas pueden reunir ante la televisión a su hijo, a su hermana pequeña, al padre de su vecino o al abuelo que ha venido de visita del pueblo? Muchas menos, se lo aseguro. Y de esas pocas, hoy les vengo a contar una historia mil veces contada, de mil formas diferentes: la historia de Camelot, del Rey Artuto y de un mago en cuyos hombros descansa el destino de un futuro mejor, Merlin.

1 de diciembre de 2010

Lennon Naked


Si John Lennon estuviera vivo, este 2010 hubiera cumplido setenta años. Pero como, Mark Chapman mediante, no es así, el único aniversario que se puede celebrar son los treinta años desde que el fundador de The Beatles fuera asesinado. Aprovechando tal conjunción de fechas, la BBC lanzó este verano un tele-filme sobre el músico de Liverpool que engloba una época muy concreta de la vida de Lennon marcada por tres factores determinantes: el reencuentro con su padre tras diecisiete años de abandono, la muerte de Brian Epstein -ideólogo de The Beatles y manager de la banda- y, sobre todo, la aparición en su vida de Yoko Ono, la que sería su segunda esposa.

Este tele-filme parte de hechos y situaciones reales para intentar desmontar la figura del mito y adentrarse en los factores determinantes que significaron la disolución de The Beatles y la marcha de Lennon a Nueva York. Su adicción a las drogas, el trauma causado por la separación de una figura paterna desde la niñez, la megalomanía del músico o la influencia de Ono son temas fundamentales que este Lennon Naked pone sobre la mesa para intentar mostrar un relato que, ayudado por imágenes de archivo y una banda sonora repleta de grandes clásicos tanto de The Beatles como de Lennon en solitario, tiene mucho de documental a pesar de las lógicas licencias que debe de tomar al tratarse de un producto de ficción.

Y como el sello BBC nos tiene acostumbrados, a una cuidada producción hay que sumar unas actuaciones a la altura del producto, esta vez encabezadas por un Christopher Eccleston [1] soberbio en su interpretación y caracterización que, acompañado por Naoko Mori como Yoko y Christopher Fairbank como Freddie Lennon, forman el triangulo principal de la historia. En definitiva, pues, Lennon Naked es un acercamiento, de tantos, al personaje de Lennon muy cuidadosa en sus guiños al beattlemaníaco que ofrece a los fans de nueva generación de la banda en general y de Lennon en particular, una visión bastante introspectiva del mito que en estos días de iTunes y rosas no es tan fácil de encontrar.

[1] Dato curioso para los fans de Doctro Who. No solo Eccleston, noveno Doctor y uno de los responsables de "regenerar" el mito en nuestros días, hace aparición en Naked Lennon, ya que también le acompaña Naoko Mori (Yoko Ono), la responsable de interpretar a Toshiko Sato en su spin-off Torchwood.

23 de noviembre de 2010

¿Qué fue de Jorge Sanz?



¿Y a mí que carajo me importa?, podría haber contestado cualquier persona que no estuviera al tanto de la novedad que nos ocupa. Pero como no, como se trata del título de la nueva, y primera, serie producida por Canal +, tal pregunta adquiere un significado bastante importante. ¿Qué fue de Jorge Sanz? Pues fue que, un buen día, el pequeño de los Trueba, David, tuvo la oportunidad de producir un proyecto que, si bien se distancia de la mayoría de la producción nacional en cuanto a series se refiere, toma como referencia e inspiración ciertos estilos que, lejos de esconder, moldea y adapta a la figura del actor español y, por expansión, a la del cine patrio - o a la idea generalizada que se tiene del cine realizado en nuestro país -.

La serie nos narra la ficticia actualidad de un real Jorge Sanz, actor venido a menos que tiene en su currículo todos los tópicos habidos y por haber del actor de éxito. Debut a lo grande como niño prodigio en Hollywood, consolidación de su carrera, sex simbol, encastillamiento, olvido general y un resurgimiento cuando nadie lo esperaba. Eso le convierte, dotes interpretativas aparte, en la persona indicada para aguantar sobre sus hombros esta historia de fama perdida, mejores días, supervivencia y nostalgia.

Los referentes, como decía, son claros. La melancolía y falsa ficción del Curb Your Enthusiasm de Larry David mezclada con la vergüenza ajena y patetismo de Ricky Gervais. Así pues, como otras muchas, ¿Qué fue de Jorge Sanz? nace como hija de pleno derecho de ambas y se coloca, por punto de partida argumental, como la hermana más próxima de la argentina Todos Contra Juan. Se diferencia y da un paso al frente, eso sí, haciendo un ejercicio de parodia a la industria del cine español, tan poco dada en los tiempos que corren a reírse de si misma, y lo hace ayudada por constantes cameos de actores y directores patrios volcados, con las mejores de las intenciones, en parodiar sus figuras públicas. 

Y si a todo esto se le suma a un Eduardo Antuña en estado de gracia y robando escenas cada vez que aparece y una banda sonora a cargo del maestro Darren Hayman, el resultado es una grata sorpresa dentro del panorama actual y el comienzo, esperemos, de una televisión española un poco más arriesgada y experimental.

Les dejo con la promo de la serie, con el Civic Pride del ya nombrado Darren Hayman, que hace aparición ukelele en mano, de fondo.

22 de noviembre de 2010

Single Father

433ddec5e7bc6223349c28b1afbf6434246e2858

A la hora de recomendar Single Father hay que ir con cuidado, porque si te quedas en la sinopsis la gente puede pensar que se trata de un dramón de esos que ponen los sábados por la tarde en Antena 3. Y la verdad es que podría serlo, pero si te fijas en quién está detrás de esta miniserie la cosa ya cambia. Porque la BBC es una cadena que no hace menos de 3 dramas notables por año y porque la presencia de David Tennant como protagonista es, para los que lo conocemos como el décimo Doctor, simplemente irresistible.

15 de noviembre de 2010

Poli Malo, Poli Bueno: The Walking Dead

polibuenoII_editado-1
Que desfachatez me parece que tengamos que venir a trabajar un lunes por un tema que no merece ninguna discusión. ¡The Walking Dead es la serie dela año! Hasta un necio podría verlo.... ¿eh Poli Malo?. Por fin se le da seriedad y empaque a un género necesitado de ello y se le acompaña con un desarrollo de personajes ejemplar. The Walking Dead es el The Dark Knight de las historias de zombies, ya nada volverá a ser igual.

10 de noviembre de 2010

Psychoville: Truco o trato

psychovillehalloween

Es casi tradición que cada año, muchas de las series que pueblan la parrilla de televisión americana realicen unos cuantos episodios con la misma temática aprovechando ciertas fechas marcadas en el calendario. Ya saben: Navidad, Acción de Gracias, Año Nuevo o Halloween, entre otras. En cierta manera, la televisión británica hace algo parecido y utiliza estos episodios especiales para hacer más llevadera la espera entre el final y el comienzo de sus cortas temporadas. Famosos son, por ejemplo, los episodio de Acción de Gracias de Friends o los especiales de Navidad de Doctor Who. Y la semana pasada, en este contexto, la BBC emitió un especial de Halloween de una de sus series revelación de la pasada temporada, el thriller de comedia negra Psychoville.

Psychoville, por su estilo y temática, se adapta perfectamente a la atmósfera de terror que envuelve a "la noche de brujas". La serie creada por dos de los miembros del grupo cómico The League of Gentlemen - de los que algún día, seguramente lejano, les hablaré -, Steve PembertonReece Shearsmith, siempre se movió entre el thriller y el humor negro negrísimo que en este especial de Halloween se multiplica por dos para construir un homenaje al más clásico cine de terror.

En lo que respecta al episodio en sí, se trata de un especial de una hora de duración cuyo formato recuerda a otro clásico de este tipo de episodios, los Treehouse of Horror de The Simpsons, en el cual la acción se sitúa cronológicamente en los instantes finales de la primera temporada pero cuya narración nos muestra la historia paralela en la que, con la escusa de recopilar información para un nuevo programa de televisión, dos jóvenes se intercambian terroríficas historias del tipo "un amigo de un amigo me contó", protagonizadas por los personajes principales de la serie.

Pero al mismo tiempo se encarga de desarrollar uno de los misterios que se descubrió en el episodio final de temporada, la identidad, personalidad y obsesiones de la enfermera Kenchington, el personaje central de la historia y el nexo común del resto de protagonistas. Así pues, este especial de Halloween funciona tan bien tanto como capítulo independiente como adelanto de de la próxima tanda de episodios. Unos episodios, por cierto, que todavía no tienen fecha concreta de estreno, únicamente un "en Primavera de 2011". A esperar.

8 de noviembre de 2010

It's a Great Day for America!

Cuando en Enero de este mismo año Conan O’Brien puso punto y final a su breve estancia en el Tonight Show, se despidió diciendo que si trabajas duro y eres bueno con la gente, pueden suceder cosas maravillosas. Esta idea puede parecer inocente para los más cínicos, pero el alargado y pelirrojo irlandés dedicó sus “vacaciones” (de febrero a septiembre) a demostrar exactamente lo contrario.

A raíz del injusto trato que recibió por parte de la cadena NBC, se generó una movilización de fans masiva, sobre todo en internet (con base en la red de blogs Tumblr), que Conan supo aprovechar y devolver el cariño recibido. Un buen día apareció un tweet con un enlace que llevaba a una página web que vendía entradas para el “Legally Prohibited From Being Funny On Television Tour", un espéctaculo cómico-musical que lo llevó de gira por todos los Estados Unidos, repartiendo amor, alegría y locura de a un teatro a la vez. ¿Me estás diciendo que llenaron aforos a lo largo y ancho del país con un único tweet de publicidad? Sí, los ejecutivos de la NBC se tiran de los pelos. ¿Dónde está tu marketing ahora?

2 de noviembre de 2010

It's Always Sunny in Philadelphia


El termino white trash (basura blanca) es una expresión que nace en el siglo XIX en los Estados Unidos para describir en modo peyorativo a todas esas gentes de raza blanca con un mínimo nivel social o educativo que poblaban todos los rincones del país de las oportunidades. Esta basura blanca, actualmente, representa la antítesis de los modelos políticamente correctos de la conducta norteamericana, y por extensión de la mayoría de los países occidentales, tales como el egoísmo, la nula posesión de valores positivos, la bajeza moral, la total ignorancia sobre casi cualquier tema, el morro y la cada dura por sistema o una conducta social inexistente. E It's Always Sunny in Philadelphia es, hoy por hoy, la serie que mejor radiografía y ridiculiza a ese segmento de la población.

27 de octubre de 2010

The Sarah Jane Adventures "The Death of The Doctor".


Cuando Russell T. Davies anunció su marcha como productor ejecutivo de Doctor Who, la serie que el mismo había tenido el privilegio de rescatar de las cenizas de la BBC, resultó no ser un adiós definitivo al universo whovian. Lo demostró cogiendo las riendas de la tercera temporada de su spin off de tono, no siempre de intenciones, más adulto, Torchwood, serie que radicalmente evolucionó en 5 episodios explotando correctamente unos elementos dramáticos latentes hasta entonces. Y ahora vuelve a la escena volcándose de lleno en el guión de una nueva aventura de las aventuras de la, posiblemente, companion más mediática de las que nunca jamás pisaron la T.A.R.D.I.S., Sarah Jane Smith.

The Sarah Jane Adventures es una serie dirigida a todos los públicos y que tiende a ocupar el puesto de hermana pequeña dentro del universo de Doctor Who. Presupuesto escaso, guiones adaptados para los más pequeños y un sentido del entretenimiento y diversión muy blancos, como buena serie juvenil que se precie. Pero eso no es escusa para que, cada poco tiempo, se desmarqué con ideas y argumentos de más empaque. Prueba de ello, por ejemplo, fue el primer serial que abrió esta cuarta temporada, The Nighmare Man, un capitulo con reminiscencias a Pesadilla en Elm Street que cualquier chaval podrá ver sin necesidad de estarse dos días sin dormir y que les recomiendo que vean. Pero perdonen, que me estoy liando, sigamos con The Death of The Doctor.

Por muy raro que parezca, y aunque el nombre del episodio así lo indique, este es más un episodio de homenaje a las compañeras del Doctor que a The Doctor en sí. Matt Smith, brillante como siempre, es más un invitado de honor a la fiesta que otra cosa. Con esta historia, Davies homenajea a todas esos personajes que han acompañado a las, por ahora [1], once reencarnaciones del señor del tiempo a la vez que profundiza en la desesperanza y apego que genera en estas personas ser parte de las increíbles aventuras que vivieron. Para ello trae de vuelta a Jo Grant, la predecesora de Sarah Jane como acompañante del Tercer Doctor y nos ofrece una buena cantidad de montajes con escenas recordatorias de los Doctores más relevantes para ambas, Jon Pertwe, Tom Baker y David Tennant.

En definitiva, el enésimo homenaje a la historia de la serie que realiza Davies y que esta vez, además, esta envuelto en un episodio divertido, emocionante y nostálgico que cualquier fan de Doctor Who debería ver, independientemente de que haya seguido o no las peripecias acontecidas en este spin off.

[1] Ojo, que la polémica está servida. En una conversación con Clyde, The Doctor le cuenta al joven que puede regenerarse... ¡quinientos siete veces!. Lo que parece ser una broma de Russell T. Davies, que es lo que se intuye observando el dialogo en el contexto del episodio, puede convertirse en una patada en los bajos al canon de la serie (un canon que es bastante flexible, eso sí). Les recuerdo que según la mitología de Doctor Who, los Señores del Tiempo poseen un ciclo total de doce regeneraciones (ciclo que puede ser renovado por el consejo y tal y tal...), por lo que, repito, Davies habrá levantado las iras de más de unos cuantos cienes de fans.

25 de octubre de 2010

Bored to Death, cut, mad and lonely...


Para los no iniciados, Bored to Death es, muy malamente explicado, esto. Y actualmente las sensaciones que transmite la serie tras 5 episodios de su segunda temporada dejan la exaltación y fandemia de adolescente de ese texto en casi nada. Porque tras la estabilidad que le otorga el asentarse y crecer, Bored to Death se aleja de esa serie algo apática y "quiero y no puedo" que parecía en sus comienzos para ofrecer actualmente un producto con empaque, que sabe a lo que juega y que ofrece lo que promete su planteamiento, nada más (o menos). Tarea poco sencilla, por otra parte, y más en estos tiempos en los que defenestrar cualquier serie de cable que no sea una clásica obra maestra instantánea parece deporte olímpico.

Puede ser porque sus guiones ya nos lo escribe en exclusiva su creador, un Jonathan Ames al que podéis leer en esta entrevista de ¡Vaya Tele! aprovechando su visita al Festival de Series de Digital +, o puede que no, pero la serie crece y desata la mayoría de elementos latentes que poseía pero que no acababa de explotar. Como su protagonista, con un ligero movimiento de pelo hacia atrás, camina entre dos mundos diferenciados con pasmosa facilidad . Por un lado un relato costumbrista sobre la vanguardia neoyorkina y el aburrimiento de la monotonía del urbanita de clase medio-alta y por otro una revisión del cine y literatura noir que recoge los elementos más generales y reconocibles del género (el antihéroe,  la femme fatal, el crimen como hilo conductor...) para, más que ponerlos al día, deformarlos para ser el desencadenante de la comedia.

Si a eso se le suma la continua mejora de sus puntos más fuertes, sus tres protagonistas, Bored to Death se enfila como una serie totalmente indispensable para todo aquel que acepte su propuesta. Y es que el trío cómico que forman Ted Danson y los actores judío y griego de apellidos impronunciables, es el verdadero punto de apoyo en el que se sujeta todo. Su desesperanza, mala suerte ante la vida, sus fracasos y pequeños triunfos son, en definitiva, el alma de una de las series que se me antojan imprescindibles ahora mismo. Y si me equivoco.... ¡tan sólo dura unos veinte minutos! ¡Tampoco van a desperdiciar tanto tiempo de su vida!

14 de octubre de 2010

Basura and TV: 2015

- The Simpsons ante su posible final. Matt Groening, creador de la familia amarilla, decide retirarse de la televisión y dar el finiquito a la gallina de los huevos de oro porque, y cito, "creeo que es bueno dejarlo cuando estás en la cresta, antes de que el agotamiento empiece a notarse". Cinco fans muy pesados colapsan las centralitas de la FOX y su nuevo presidente, Geroge W. Bush, decide continuar la producción de la serie ya que "total, para lo que hacía Groening tampoco le vamos a echar mucho en falta".

13 de octubre de 2010

The Thick of It


Seguro que muchos recuerdan esto, esto otro o esto. Tres momentos cumbres de la clase política española de incalculable valor por la forma y por lo que significan. Pequeños momentos de intimidad y sinceridad captados por un micro abierto o una cámara mal apuntada que nos muestran la verdadera cara de la política y las personas que la pueblan. Gente que sabe que cara al público tienen que interpretar un papel concreto del que no se pueden despegar ni un solo momento si no quieren que su reputación o trabajo se vean afectados, pero que luego son tan rastreros, mal hablados y egoístas como el charcutero de la esquina, el profesor de química de tu hermana pequeña o el escritor de un blog sobre series de televisión.

The Thick of It, serie británica de la BBC creada por Armando Iannucci, basa su planteamiento en satirizar a esa clase política y en mostrarla tal como presumimos que es. Tiburones de despachos que manipulan informaciones para su beneficio, envidiosos que escalan hasta robar puestos de confianza política, listillos lameculos que no conocen la palabra lealtad o completos incompetentes que no son más que marionetas públicas de quita y pon. Todo aquello que el electorado sospecha que pasa pero que nunca es aireado.

La serie, que consta de dos temporadas y dos especiales de por medio (con una tercera a la espera y con un spin off en forma de película, In the Loop, que multiplica todas las virtudes de la serie), nace como una hija bastarda entre Yes Minister y The Office (UK). De la primera recoge esa sátira y visión irónica de la clase política para llegar aún más lejos y ofrecer un viaje por los entresijos de los despachos del Ministerio de Asuntos Sociales y los tejemanejes, casi siempre rozando la trampa y el engaño, que allí comenten sus protagonistas. De la segunda toma prestado la cámara en mano para ofrecer ese estilo de falso documental que tanto ayuda a ofrecer, más si cabe, sensación de realidad. Y es que The Thick of It no deja de ser una ficción que especula con una realidad bastante desconocida para todos aquellos alejados de ella pero, que a la vez, nos la muestra como algo tan creíble que no sólo entran ganas de parar de reírse, si no que por momentos ofrece una reflexión que asusta ante la posibilidad de que lo que cuenta tenga más de verídico que de ficticio.

Y todo ello sin pelos en la lengua y dejando la corrección para otros. The Thick of It hace del insulto un espectáculo, y lo convierte en el protagonista absoluto de la función en boca de Malcolm Tucker (un titánico Peter Cavaldi), un rudo escocés  Director de Comunicaciones del Gobierno que haría llorar a su homónimo americano en la ficción, C.J. Cregg  Toby Ziegler de The West Wing, serie con la que la británica completa las dos caras de una moneda reluciente por una lado y grumosa por el otro. Donde en la de Sorkin todo eran héroes y buenas intenciones, en la de Iannucci todo se reduce a la imperfección, caricaturación y mofa.

Imprescindible, una de esas cosas que uno se enorgullece en recomendar. The Thick of It les espera en el olimpo moderno de la comedia británica, junto a The Office. Y junto a Extras. Y junto a I'm Alan Partridge. Y al ladito de...

9 de octubre de 2010

Nadie te obliga a que te rías

Voy a empezar con una obviedad, que a lo mejor no lo es tanto, las risas enlatadas son un recurso muy poco utilizado actualmente. Es más, de la series que sigo, creo que How I Met Your Mother es la única serie que inserta carcajadas en el proceso de posproducción de cada episodio. Pero es que claro, en numerosas ocasiones se confunde o se generaliza el termino risas enlatadas en decremento de risas del público en directo. Que no es lo mismo, vaya. Y por eso les dejo con...

... un poquito de historia:

5 de octubre de 2010

La Prisionera

Desconozco si las grandes mentes pensantes responsables de Fringe, el famosísimo J.J. Abrahams y la pareja profesional casi inquebrantable que forman Alex Kutzman y Roberto Orci, tenían planeado el cambio de tercio sucedido en la segunda temporada de la serie, si fue cosa del destino o si por el contrario se trató del único recurso posible para abandonar unos tonos y estructuras bastante tediosos que no llegaban a nada y con los que la serie arrancó. Pero poco importa en estos momentos, porque la jugada les está saliendo redonda.

30 de septiembre de 2010

El piloto de Sherlock nunca emitido

Con la salida en DVD y Blu-ray (se ve que en VHS ya no editan) de Sherlock, de la que ya os hablé un poquito aquí, se ha aprovechado la ocasión para incluir como extra el piloto de la serie que no convenció a la BBC y que la cadena mandó volver a grabar (estupenda decicisión, por otra parte).

Y si no has visto el primer episodio de Sherlock y tienes intención de hacerlo, posiblemente deberías de parar de leer aquí mismo. Ya. No, en serio, para. No es una broma, tu vida puede estar en juego. Bueno, a lo mejor he sido un poco exagerado, pero ya me entiendes... Bueno, que eso, que spoilers.


Este piloto, pues, es una versión tosca del primer episodio que todos tuvimos la oportunidad de ver, "A study in Pink". La historia, situaciones y personajes son prácticamente los mismos pero los escenarios, algún que otro actor y el montaje no. Para comenzar, debido a la duración del episodio (de unos 55 minutos, casi media hora menos), se prescinde de cantidad de detalles y escenas que dificultan bastante el seguimiento del caso por parte del espectador. Es todo muy precipitado, sobre todo hacia el final, donde desaparece todo el juego mental con la que el asesino convence a Sherlock a irse con él, por ejemplo.

vlcsnap-2010-09-30-00h17m05s154
El enfrentamiento final se produce en el piso de Sherlock

Aunque muchas escenas son casi identificas en ambos episodios, se puede presuponer por varios detalles que fueron grabadas en épocas diferentes. El más obvio, la logintud del pelo de Benedict Cumberbatch (más corto que en la versión final) es el que más saca de dudas en las escenas que son casi identicas de la versión final. En otras vemos como varios objetos con los que interactúan los personajes son diferentes (el teléfono móvil de Watson) o como los escenarios varian (la cafetería, el instituto médico donde "trabaja" Sherlock). Por otra parte varias escenas, simplemente, fueron añadidas a posteriori, como todo lo relacionado con Mycroft Holmes, que directamente no aparece en este episodio y cuya mención se reduce a un guiño mientras Sherlock responde unos emails.

vlcsnap-2010-09-30-00h16m51s8
Watson conocerá a Sherlock en esta sala de ordenadores y no en el laboratorio.

A parte de que algunos actores secundarios son interpretados por actores diferentes (a buen ojo diría que tanto el dueño del restaurante y una de las policías al cargo de Lestrade), no hay tampoco ni rastro de una de las características que más llamaban la atención de la serie, las infografías que se utilizaban de vez en cuando tanto para ver los textos de los teléfonos móviles como para detallar el proceso de investigación de los protagonistas. Algo lógico por otra parte, ya que la BBC cortaría la producción antes de llegar a esos plazos de post producción.

En definitiva, nos encontramos con una versión sin pulir y atropellada pero que posee el germen del que, sin duda, fue uno de los mejores episodios que nos ha dejado la televisión este verano. Todos los cambios se deben a temas de producción más que otra cosa porque el nivel de adaptación, la química entre sus dos protagonistas y los diálogos ya estaban en esta versión primigenia. Un extra que los aficionados de la serie disfrutarán y que nos descubre, aunque sea un poco, los cambios que se producen en una serie antes de que la veamos en antena.

29 de septiembre de 2010

La Ciudad de Las Series

FestivalDeSeriesII_editado-1

(Pincha en la foto para aumentarla)

El Festival de Series (evento que se celebrará en El Círculo de Bellas Artes de Madrid del  21 al 23 de Octubre), ha colgado en su web este juego online en el que debes de identificar, en el menor tiempo posible, cinco series al azar de un total de 50. Servidor, que no es capaz de bajar de los siete segundos y quince centésimas, les deja un listado con todas las series que aparecen en la ilustración y con sus correspondientes nombres en inglés y castellano (si se da el caso) y los canales de España dónde se han emitido, o emitieron tales series. Y ahora, si me disculpan, tengo una marca que batir.

21 de septiembre de 2010

Him & Her

550x250_cast_him

Hacer comedia es algo muy complicado, y a estas alturas eso no se lo descubro a nadie. El sentido del humor es algo tan personal y variado que no hay tres personas que se rían de lo mismo y por las mismas razones. Es por ello que las posibilidades a la hora de confeccionar una comedia sean casi infinitas y que cada dos por tres ustedes lean o escuchen cosas como:

- ¡Qué buena es está serie! ¡No me paro de reír!
- Pues a mí no me hace ni puta gracia...

Así que como comprenderán ahora no les voy a decir que Him & Her, la nueva serie de BBC Three, es una genial comedia que hace mucho de reír y que por eso es buena, ya que así nos ahorramos el correspondiente pues a mí no me gusta, es una mierda... de los comentarios. Pero no se froten las manos aún, que eso no quita que les hable de ella, claro.

16 de septiembre de 2010

The Inbetweeners



Con el término inbetweener se hace referencia al que se encuentra entre el medio (in between) de dos arquetipos diferenciados y opuestos. Un inbetweener es, a resumidas cuentas, aquel que se encuentra entre ese grueso de la población que ni destaca en nada en especial ni es un parásito y cuyos esfuerzos se basan en desarrollar una vida normal y placentera sin la necesidad de molestar o ser molestado. El que vive y deja vivir, el que no tiene un trabajo importante de alto ejecutivo ni está en el paro o, en el caso que nos ocupa, el que no es el más popular del instituto pero tampoco el perdedor que recibe toda la mala baba de los que les rodean.

Esos son los protagonistas de The Inbetweeners, comedia de E4 que esta semana comienza su tercera temporada. Cuatro amigos de 17 años que van a un instituto público, que pueden conducir pero no tomar una pinta de cerveza o entrar a un club y que solo piensan en lo único importante en esa edad. Perder la virginidad y, una vez perdida, procurar que no les vuelva a crecer. Y el nexo de toda la historia es Will, un chico bastante más inteligente que la media, educado pero con facilidad para perder los nervios y obligado a empezar una nueva vida en un nuevo instituto, después de tener que abandonar su colegio privado tras la separación de sus padres.

The Inbetweeners es una serie meramente generacional y una contrapuesta puramente cómica a Skins, serie con la que comparte cadena y de la que nace bajo su brazo. Como buena comedia adolescente es irreverente, posee diálogos rápidos, es escatológica si tiene la ocasión y es capaz de mencionar diez sinónimos para la palabra pene en lo que dura una conversación entre sus protagonistas. Pero además, en ciertos momentos, se desvía por situaciones más patéticas y de vergüenza ajena, dignas de un Ricky Gervais púber y pajillero. Eso y muy mala leche, mucha mala leche.

Doce episodios, a la espera de otros seis, de comedia ligera, que no fácil, que se consumen en una abrir y cerrar de ojos y que no le cambiarán la vida, pero posiblemente se la haga un poco más llevadera. Y si no, lo siento, porque aquí no aceptamos devoluciones.

[+] Banda Sonora de The Inbetweeners en Spotify: Primera Temporada | Segunda Temporada

14 de septiembre de 2010

Doctor Who: Doctor Who at the Proms

"The Proms" se trata de una programación anual de conciertos celebrados en el Royal Albert Hall de Londres a cargo de la BBC que, en los últimos años (2008 y 2010), ha acogido dos conciertos con Doctor Who, y la música del compositor Murray Gold, como protagonistas. En ellos, mientras que la Orquesta Sinfónica de la BBC interpreta las más reconocibles partituras de Gold para Doctor Who, se mezclan escenas de la serie en pantallas repartidas por todo el auditorio con la intervención en vivo de varios de los villanos.

13 de septiembre de 2010

Poli Malo, Poli Bueno: Family Guy

polibuenofinal

polimalo11_editado-1
¡Pero bueno! Pero que Family Guy ni ocho cuartos... ¿Por qué no me dejan escribir mostrando mi apolíneo rostro? ¡Qué carajo significa ese megáfono! Ni que yo fuera un provocador, ¡pardiez! Bueno a lo que íbamos, para ser una colección de clips que podrían estar colgados en YouTube independientemente, Family Guy no está mal.

12 de septiembre de 2010

200

Blog, logo

No, no les voy a hablar sobre la precuela de 300 si no de que estas lineas que están leyendo pertenecen al post número 200 de este santo blog. Así que están avisados de que lo que viene a continuación es una mera rastra de auto halagos y reconocimiento al trabajo propio que, para ahorrarse tiempo, se pueden saltar si quieren (yo se lo recomiendo).

8 de septiembre de 2010

Los Pilares de la Tierra


"Me gusta mucho la literatura. Mis libros favoritos son Los Pilares de la Tierra, El Ocho y El Señor de los Anillos", era un frase bastante recurrente hasta que aparecieron la saga de Harry Potter o, más recientemente, esos libros con títulos muy largos del malogrado Stieg Larsson. Es por ello que, como decía mientras hablaba de Sherlock, a la hora de adaptar una obra muy interiorizada por millones de personas y, lo que es peor, millones de fans que se ponen muy intransigentes cuando se les toca lo suyo, te la juegas porque no solo se juzga el resultado sino que también el nivel de la adaptación.

Porque mientras que Sherlock es una puesta al día muy fiel en el fondo a las historias de Conan Doyle, Los Pilares de la Tierra es una adaptación total del best-seller de Ken Follet con todas sus consecuencias. Unas consecuencias tales como la imposibilidad de trasladar al dedillo (exceptuando licencias que diferencian libro y serie) las 1000 páginas (página arriba, página abajo según que edición) con las que cuenta la novela y los problemas derivados por ello. Y es que en todo momento la presentación de personajes e historias es bastante acelerada, debido a esa obligación de tener que trasladar la mayoría de esas 1000 páginas en ocho episodios que no pasan de los 50 minutos.

Pero en su favor cuenta con un nivel de recreación muy meritorio gracias a los 40 millones de presupuesto con los que cuenta esta miniserie producida por los hermanos Scott. Desde la suciedad e inmundicia de las callejuelas a la vida en palacios e iglesias, todos los escenarios, lucen con un realismo que ayuda mucho en la inmersión de la historia. Una inmersión que, sin embargo, los más tiquismiquis como yo verán que se tambalea cuando desde el más importante monarca hasta el más repugnante pordiosero hacen gala de unas dentaduras perfectas y blanquísimas.

¿Pero de qué va Los Pilares de la Tierra? Pues esta miniserie relata la etapa de transición resultante de una Guerra Civil en Inglaterra en la que el nexo entre todos los personajes es la construcción de una catedral en la ficticia ciudad de Kingsbridge (que no se relaciona con la Kingsbridge real, pero con la que guarda algunas similutes). Lazos familiares, venganzas, traiciones e incestos se entrecruzan en una historia con tintes épicos y que mezcla situaciones y personajes históricos reales con otros totalmente ficticios.

Y para terminar, un guiño de metaficción. ¿Son capaces de reconocer a Ken Follet, autor de la obra original, en esta escena de la serie? Venga, que os lo he puesto muy fácil.


[+] The Pillars of the Earth: Una adaptación a la altura de la novela en Cajón De Sastre.
[+] The Pillars of the Earth - Sin Spoilers en Querido Bloc...

7 de septiembre de 2010

Basura and TV responde (III)

3288399796_2839b573f8

Dos meses de Verano dan para mucho. Y dos meses de Verano sin actualizar un blog, también. Porque a falta de nuevas entradas para atraer tráfico, todo este se concentra en esas almas incautas que llegan al blog desde las búsquedas de Google. Así que, una vez que el estrés post vacacional me ha abandonado, es hora de contestar las dudas de esta buena gente. Como siempre, en el idioma que se escribió, para no adulterar el mensaje original:

2 de septiembre de 2010

Sherlock

vasckkyjatwibig

Cada vez que ciertos mitos, tanto literarios, como sinematograficos o televisivos, son revisados por un nuevo autor siempre se tiende a juzgar el valor de tal revisión más por su nivel como adaptación que por su valía como producto independiente. Y Sherlock Holmes, sin duda, es un mito muy interiorizado por muchas generaciones de lectores y espectadores dispuestos a ello. Pues bien, aunque este nuevo Sherlock de la BBC no puede despegarse de su teléfono móvil o parar de actualizar su página web es, en el fondo, muy fiel al Holmes original de Doyle.

17 de julio de 2010

Lucky Louie


Esto de ser un desinformado es lo que tiene. Hace dos días estaba hablando sobre Louie como una experiencia nueva y reveladora, mientras tenía a la espera la serie que, hace cuatro años, Louis C.K. creó, escribió a medias con sus amigos comediantes y protagonizó junto a Pamela Adlon, Lucky Louie. Una sitcom clásica, con decorados y rutinas fijas y grabada con público, como nos hace recordar (al más estilo Cheers) en cada episodio.

Lucky Louie tendría que estar en la vanguardia de las sitcoms actuales, al lado de I.T. Crowd, si la HBO no la hubiera cancelado. Cancelación que no vino tanto por la falta de espectadores o una base de fieles si no por la malas críticas que obtuvo, seguramente, por una modernidad mal entendida. Una mala broma y la excepción que confirma la regla en una cadena como HBO.

Y es que la mayor tara que ha tenido la comedia, y la televisión en general, es la corrección política. Lucky Louie trata el sexo, las convenciones sociales o los problemas familiares con un tono que la diferencia de la mayoría de las sitcoms de ahora y siempre. Y no solo por el mero uso de meter palabrotas por cada tres palabras o mostrar un desnudo frontal, que también, si no por el fondo del mensaje, honestamente brutal. Si al hablar de Louie uno se da cuenta que esta trata de explicar la creación del discurso a través de las experiencias del cómico, en Lukie Louie lo que vemos es como ese discurso es trasladado a un formato concreto con unas reglas concretas pero que a su vez puede ser muy flexible a la hora de desarrollar una idea.

Dieciocho Trece episodios emitidos que, por escasos,  al menos nos ahorra otro de los grandes problemas de la comedia de 22 minutos, el agotamiento y extenuación con el paso de temporadas. El resto, les invito a que lo descubran por ustedes mismos.

15 de julio de 2010

Louie

wallpaper_1024x768_02

Louis Szekely modificó su apellido a C.K. siendo un adolescente para que a la gente no le costará tanto pronunciarlo. Ese fue el génesis, como si de un superhéroe habláramos, de Louis C.K., creador, guionista y protagonista de Louie, la nueva comedia del canal FX. Louis, en cuya documentación pone que se dedica al stand up comedy, se ha ganado las castañas en televisión trabajando con Crhis Rock, David Letterman y Conan O'Brian , y debe ser de las pocas personas a las que la HBO le ha cancelado una serie, Lucky Louie, en la primera temporada [1]

13 de julio de 2010

Las plantillas son para el verano

208zfbd

Me sorprende que cada vez que a un servidor le da por escribir haya gente que esté dispuesta a leerlo y, más sorprendentemente, a comentarlo sin meter muchos insultos de por medio. Por eso veo indispensable llegado a estas alturas quitarme la careta en honor a esas nobles gentes y, de una buena vez, desmontar esta farsa llamado blog. Señores, no hay ningún mérito en lo que hago. Hace años hice mío el siguiente esquema y, ni corto ni perezoso, empecé a utilizarlo en todos y cada uno de los artículos que aparecen por estos lares. He aquí la prueba del delito.

12 de julio de 2010

En Entourage siempre te van a pedir que enseñes las tetas

Les voy a describir lo que es Entourage en pocas palabras, que seguramente la mayoría de ustedes estarán preocupados hoy en otros menesteres. Y además no lo voy hacer con interminables párrafos versados sobre como muestra los entresijos de Hollywood gracias a una medida parodia de el mundillo, siempre ayudada por ilustres cameos y notables y premiadas actuaciones. No, eso mejor para otro día, porque con dos escenas Entourage es capaz de retratarse ella sola.

Les pongo en situación, a Entourage lo que le interesa es el glamour del mundillo. Y como tal está plagada de caras y cuerpos bonitos, sobre todo femeninos. Y si vas a contar la vida de una emergente y guapa estrella cinematográfica tienes que enseñar tetas. Porque, spoiler!, las estrellas de Hollywood solteras fornican, mucho, y lo hacen con mujeres mucho más guapas de las que salen en las portadas del Interviú. Pero a lo que iba, tetas:

8 de julio de 2010

For your consideration

Disclaimer! El siguiente artículo posee una gran ración de tópicos, chistes de dudosa calidad y escaso contenido crítico. Y de regalo, la lista de nominados a los EMMY 2010. No digan que no les avisé. 

Este mediodía, mañana tempranera en Los Angeles, se han dado a conocer la lista de nominados para la 62º edición de los Emmy, los premios que entrega de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión. Treinta y nueve páginas de nada que podéis ver aquí. Pero como hablar de, por ejemplo, el mejor equipo de especialistas para una serie o mini serie no da visitas a un blog (premio al primero que me llame vendido) separemos el grano de la paja y pasemos a las categorías gordas, todas esas que ya estan generando bastante ruido en esto del Internet. Empecemos con el repaso a la categoría de comedia, fuente de risas asegurada : 

6 de julio de 2010

The I.T. Crowd [inserte aquí su risa enlatada]

the-it-crowd-s2e1-20081218145048-1_625x352

Después de mucho esperar la cuarta temporada de The I.T. Crowd ya se encuentra en antena. Dos episodios, ¡un tercio de la temporada!, que no han desentonado con la calidad mostrada por la serie hasta ahora y que mantienen las lineas maestras del éxito de la serie. Unas lineas maestras bien delimitadas desde el comienzo de la serie que son, hoy por hoy, el mayor exponente de los elementos de la sitcom clásica aveces tan denostada en estos tiempos modernos en los que desde la irrupción de Ricky Gervais con The Office, Larry David con Curb Your Enthusiasm o la propia Arrested Development con sus falsos avances de episodio evolucionaran la forma de hacer comedia en televisión.

27 de junio de 2010

The Raggedy Doctor


Con el episodio emitido este último sábado, The Big Bang, la quinta temporada de Doctor Who tras su reaparición en 2005 se dio por terminada. Una temporada, la trigésimo primera atendiendo al orden clásico de la serie, que se caracteriza por suponer un gran cambio en la composición de la serie. No solo The Doctor se regenera, algo que ya se había visto en esta nueva etapa tras la primera temporada de Christopher Eccleston, si no que se produjo el cambio de productor ejecutivo, el mayor responsable a nivel argumental de la serie, en el cual el responsable de relanzar la franquicia y de descubrirla a un amplio sector del publico internacional, Russell T. Davies, entregaba el testigo al escritor responsable de los mejores episodios escritos durante los cuatro años que Davies permaneció como máximo responsable de la serie, Steven Moffat.

Doctor Who se basa en el cambio constante. Un cambio que se produce a medio camino entre la obligación  que le otorgaba su longevidad y la necesidad de reinventarse a si misma para adaptarse a los tiempos que capitulo a capitulo devoraba. Como cada Doctor a la hora de regenerarse, la serie mantiene su esencia y sus principales características pero su personalidad (el tono, las intenciones, las formas) cambian. Doctor Who, siempre ha sido, y me arriesgo a decir que siempre será, la historia de un anciano viajero temporal  y sus acompañantes dentro de una caja azul que es a la vez una nave espacial y una máquina del tiempo. Y a partir de esta básica premisa, las posibilidades que se generan para su desarrollo son casi infinitas, acotadas únicamente por el nivel de fantasía de los escritores que se embarcan en la tarea de encargarse de esta institución de la televisión británica.

Pero como he dicho, ha sido con los primeros cuatro años de Russell T. Davies y los tres en los que David Tennant se encargó de dar vida al personaje de The Doctor cuando la serie se ha convertido en un fenómeno más allá de las fronteras británicas. La gran mayoría del fandom que ahora posee la serie a lo largo y ancho de todo el planeta no ha conocido otra Doctor Who que la que ha estado consumiendo los últimos cinco años. Y con mucha razón, era  lógico y comprensible que ante un cambio tan drástico como el que suponía (y al final ha supuesto) la era Moffat se empezaran a suceder opiniones más o menos tremendistas sobre el rumbo de la serie, ejemplificadas todas ellas en la figura del que hasta hace unos meses era el semi desconocido Matt Smith.

Porque aunque su amor por la serie y el personaje es de una devoción desmedida muy pareja, Moffat y Davies son muy diferentes. Y en el contraste de las formas de cada uno de entender el universo de Doctor Who se encuentran la disparidad de opiniones a la hora de valorar esta temporada que ya ha llegado a su fin con la apertura y cierre de la Pandorica y la explosión del Big Bang 2. La época de Davies siempre se caracterizó por ser un "más grande todavía" continuo en el que el ritmo y la diversión muchas veces se comía a la coherencia y la mesura. Solo hay que recordar como cada final de temporada se convertía en un espectáculo de grandilocuencia en el que todo era posible, que tenía la tara de tener que superarse año tras año y que se tradujo en un final de era, The End of Time, tan pasado de vueltas y de un sentimentalismo tan innecesario y de cara a la galería que dejó un sabor de boca amargo a una época que, con sus claros y sombras, dejo maravillado y sorprendidos a un buen número de seguidores.

Y a todo ello llega un Steven Moffat mucho más cerebral e interesado en dotarle a Doctor Who una serialidad un poco más consistente de la que poseía, construyendo un puzzle temporal lleno de referencias durante todos los episodios de la temporada y centrándolo todo en lo que siempre, dentro y fuera de Doctor Who, ha demostrado mayor genio, el desarrollo de cuatro personajes que han sido el principio y final de toda la historia. Amy, Rory, River Song y The Doctor son la mejor razón para seguir una historia en la que se ha reconfigurado el Universo de la serie a modo de epilogo de lo que queda por venir y cuya próxima parada será el ya clásico especial de Navidad a bordo del Orient Express y una siguiente temporada en la que habrá que descubrir porque continúa ese famoso silencio ahí fuera y que demonios pasa con la T.A.R.D.I.S.

Pero como primera temporada de esta nueva etapa que se avecina para la serie, estos trece episodios han adolecido básicamente de una falta de ritmo en los nudos de algunas de sus historias que además se hacía más evidentes gracias a lo frenéticos que eran cada uno de los comienzos y finales. La mayor asignatura pendiente de Moffat y su equipo para los meses venideros y el único pero a una temporada construida al detalle que en sus mejores momentos ha sabido estar a la misma altura que sus predecesoras y que deja bien claro que se puede ser igual de emocionante y épica utilizando unos recursos dramáticos bastante diferentes.

Todo esto y mucho más, lo que queda por venir, todo aquello que River Song conoce pero que para nosotros todavía son... spoilers. Doctor Who sigue teniendo regeneraciones para rato.


[+] Recuerda en El Diario de Mr. MacGuffin.
[+] La Panorica se cerró... en CRISEI.
[+] Doctor Who: Season 5 en Shock Post Traumático.
[+] Doctor Who 5x13: Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul en Freak´s City.

17 de junio de 2010

Neighbors from Hell


"Serie de animación para adultos". No se imaginan lo que odio esa frase. Más que nada porque da a entender que la animación es cosa de niños, así que si haces uso de ella para otros fines tienes que poner la coletilla esa de "... para adultos", para que nadie se escandalice por ver a un dibujo animado maldiciendo, insultando o metiendo el dedo en alguna que otra yaga. Luego no me extraña que las asociaciones de... (inserte aquí su colectivo favorito)  pongan el grito en el cielo porque "los dibujos" de South Park blasfeman y tienen sexo o algún advenedizo en el tema afirme, con total rotundidad, que Futurama es una mala serie de animación porque los niños no son capaces de conocer sus referencias. 

Modo pataleta off, Neighbors from Hell es una nueva serie de animación para adul... ¡ouch! de la cadena TBS, que cuenta las desventuras de los Hellman, una familia de demonios que tiene que infiltrarse en un barrio de clase media-alta americana para que su cabeza de familia, Baltazhor, lleve acabo el plan de su jefe, el mismísimo Demonio, que consiste en evitar que una empresa de estas multinacionales y multimalvadas consiga terminar el proyecto de un gran taladro que llegaría hasta el centro de la Tierra, donde todo el mundo sabe que está el Infierno.

Este el punto de partida para una serie que toma la estructura de las sitcoms familiares de toda la vida para hacer una radiografía en plan humorística y paródica del american way of life, algo bastante trillado pero casi siempre funcional. Pero su por ahora único punto de diferenciación, el uso de la cultura televisiva de su personaje principal como herramienta de referencia continua, funciona muy bien. Les pongo un ejemplo. Baltazhor, antes de ser encomendado en la misión de salvar el Infierno, era un simple trabajador del inframundo encargado de atormentar eternamente a las almas que le llegaban. Y para ello, aparte de hacer sonar a Britney Spears, cuenta con todas las comedias de la historia de la televisión americana, que solo pueden ser utilizadas como método de tortura.  Pero de tanto verlas, no solo queda enamorado de ellas si no que se vuelve un experto en la raza humana (la raza humana que ve reflejada en esas series, se entiende) lo que le convierte en el mejor candidato para infiltrarse en la superficie. Y cuando vemos que su serie de televisión favorita para torturar/ver es Dos Hombres y Medio, la metáfora se hace hermosa.

En definitiva, una comedia de tantas que juega su mejor baza en el homenaje/parodia que hace de las comedia familiar de toda la vida y con una mezcla de humor bestia y referencial que no destaca sobresalientemente pero que se queda en un "bien, gracias" recomendable para todo el mundo.

10 de junio de 2010

Persons Unknown



Curioso el bagaje de esta Persons Unknown. Creada por Christopher McQuarrie, escritor de entre otras de las películas de Brian Singer Sospechosos Habituales y Valkiria, sus trece episodios fueron grabados en 2008 y desde entonces se mantenía en espera hasta que la NBC se decidiera a emitirla. Mezcla de suspense y misterio Persons Unknown ya ha mostrado su piloto. Si quieren hacerse una idea, sin spoilers, pueden seguir leyendo.


Son muy libres de parar de leer si todo esto les suena a algo. Un grupo de heterogéneos desconocidos, son secuestrados y se despiertan en un pueblo en el que tienen libertad de movimiento pero del que no pueden salir, mientras que son vigilados por una red de cámaras e incitados a realizar actos moralmente reprochables si quieren salir de su cautiverio. Por supuesto, nadie sabe porque está ahí ni quien ha podido urdir tal macabro plan. ¿Saw conoce a El Prisionero? Les dije que dejaran de leer si todo les sonaba a algo.

La interesante propuesta de la serie, por lo menos en este piloto, se diluye en seguida debido a dos principales razones. Personajes que representan los comportamientos más estereotipados posibles y, sobre todo, situaciones y resoluciones que rozan lo ridículo. A su favor, eso sí, juega su formato de miniserie. 13 episodios terminados con un final asegurado, lo que al menos da la seguridad de que se le puede dar una oportunidad para ver hacia donde evoluciona la historia y el misterio que envuelve todo, que es sin duda la razón de más peso para continuar su visionado.

En definitiva, un producto muy marcado para los fans del genero de suspense pero que hace aguas en el planteamiento de sus personajes y su comportamiento. Sin duda, la menor presión de ser un estreno de verano y la falta de expectativas pueden jugar a su favor, pero fuera de esos conceptos, Persons Unknown, por ahora, no muestra nada particularmente remarcable.

[+] Series de verano: Persons Unknown en FreakyTown.

9 de junio de 2010

The Good Guys


No me voy a ir demasiado por las ramas. La nueva serie del canal Fox, The Good Guys, es una puesta al día de las series policiales y las buddy movies de los ochenta y principios de los noventa que en la mayoría de su metraje parece una excusa bastante cara para el lucimiento personal de su mayor reclamo, un Bradley Whitford sobre actuado y pasadísimo de vueltas, bigote mediante, que da la sensación de haberse embarcado en el proyecto con la única intención de hacer el gamberro y que le paguen por ello. El resto, es una retahíla de tópicos y típicos del genero hasta límites insospechados. Asesinos, soplones, chicas guapas, ladrones de poca monta, jefes duros, chistes malos y hasta un coche casi tan protagonista como los actores. Vamos, que solo faltan Mel Gibson y Danny Glover haciendo un cameo por ahí para cerrar el círculo (de nada por la idea, Fox).


Por todo esto, The Good Guys no pasaría de ser una producción más que sin el respaldo de la audiencia pasaría sin pena ni gloria. Pero, sin embargo, hace de su peor defecto la mejor arma para conseguir una identidad propia. Como uno de sus protagonistas, está tan pasada de rosca que como parodia del genero funciona a la perfección. Desconozco si esa es la intención de su creador, Matt Nix (que por lo que leo consigue hacer algo parecido con el genero de espías con Burn Notice), pero desde luego que si con el paso de los episodios consigue calibrar ese tono la serie puede dar más de una alegría a todo aquel al que le atraiga su propuesta.

Junto a Whitford tenemos a Colin Hanks (y sí, ese Hanks viene de su padre, un tal Tom) que interpreta a la otra pata necesaria en este tipo de historias. El compañero razonable, que intenta cumplir la ley y sus obligaciones a rajatabla pero que, irremediablemente, acaba atrapado por los métodos y formas de la "vieja escuela". Un personaje más sosegado y necesario como contraposición a Whitford pero con un nivel de protagonismo a la misma altura, cosa más que acertada a la hora de descansar de tanta intensidad.

En definitiva una serie con una pretensiones, como parece, que no pasan de buscar el entretenimiento rápido y de fácil consumo y que si mantiene el ritmo frenético y consigue buscar el tono de parodia adecuado promete bastante horas de diversión, tiros, persecuciones y polis buenos.

7 de junio de 2010

El piloto nunca emitido de The Big Bang Theory

The Big Bang Theory first logo

¿Se acuerdan ustedes de este diálogo entre Vincent Vega y Mia Wallace en la película Pulp Fiction?
Mia: It was show about a team of female secret agents called "Fox Force Five."
Vincent: What?
Mia: "Fox Force Five." Fox, as in we're a bunch of foxy chicks. Force, as in we're a force to be reckoned with. Five, as in there's one..two ...three..four..five of us. There was a blonde one, Sommerset O'Neal from that show "Baton Rouge, she was the leader. A Japanese one, a black one, a French one and a brunette one, me. We all had special skills. Sommerset had a photographic memory, the Japanese fox was a kung fu master, the black girl was a demolition expert, the French fox' specialty was sex...
Vincent: What was your specialty?
Mia: Knives. The character I played,Raven McCoy, her background was she was raised by circus performers. So she grew up doing a knife act. According to the show, she was the deadliest woman in the world with a knife. But because she grew up in a circus, she was also something of an acrobat. She could do illusions, she was a trapeze artist -- when you're keeping the world safe from evil, you never know when being a trapeze artist's gonna come in handy. And she knew a zillion old jokes her grandfather, an old vaudevillian, taught her. If we would have gotten picked up, they would have worked in a gimmick where every episode I would have told a joke.
Vincent: Do you remember any of the jokes?
Este chiste sobre la televisión, que dicen los que saben que es un primer esbozo de lo que luego sería Kill Bill, es lo primero que se me ha venido a la cabeza tras encontrarme con el primer piloto presentado a la cadena CBS de The Big Bang Theory, esa comedia sobre unos genios y una chica rubia con risas enlatadas, provenientes de un gran botón rojo, que tras tres temporadas cosecha unas más que buenas audiencias pero no unas tan buenas críticas.

Pero independientemente de gustos personales, el visionado de este piloto sirve de buen ejemplo para aprender unas cuantas lecciones de como funciona la televisión y de los diferentes pasos y cambios de planteamiento que una serie sufre antes de ser emitida. Les pongo en situación. Corre el año 2006 y Chuck Lorre y Bill Prady ruedan y presentan el primer piloto de "The Bing Bang Theory".


Como habréis comprobado, y si no ya os lo digo yo, la idea general está comprimida en estos veinte minutos, pero no así lo que sería al final la serie. En el fondo la historia es la misma (chica rubia, descarada y no muy lista conoce a chicos no muy sociales, genios y nulos con el sexo femenino), aunque el resto es bastante diferente. Del reparto final tenemos a los dos protagonistas, un Leonard cuyo papel y comportamiento es lo único que se mantiene intacto y un Sheldon igual de asocial, pero mucho menos asexuado de lo que resultaría al final. Además, aunque las risas enlatadas características de las sitcoms tradicionales y tan famosas, por estruendosas, en la serie están presentes, sí que se nota un toque menos jovial y colorido en los escenarios de este primer piloto en comparación con la serie que un año más tarde se estrenaría.

Pero hay bastantes más cambios respecto a este episodio nunca visto bastante importantes. El papel femenino protagonista es Katie, interpretada por Amand Walsh, un personaje bastante más hostil e independiente que el de Penny que no comienza siendo la vecina de los protagonistas si no que se une a ellos tras un encuentro fortuito. Además no hay ni rastro de Raj ni Howard, por lo que el rol de compañero científico recae en un solo personaje, el de Gilda, interpretada por Iris Bhar (Bar Irlandés para nosotros los hijos de la L.O.G.S.E.). Y si sois fans de la serie aquí os dejo algún que otro detalle importante más sobre este piloto:
  • La canción utilizada durante los cortos créditos y los cortes es She Blinded Me with Science del músico británico Thomas Dolby. Canción que, ya durante la serie, aparece en repetidas ocasiones ya que es el tono de llamada del personaje de Howard.
  • El propio Lorre reconoció que el primer piloto que hicieron era horrible, pero que lo más remarcarle fue el trabajo de sus dos protagonistas masculinos. Por ello decidió reescribir la mayoría del episodio e incluir los personajes de Penny, Howar y Raj.
  • Los nombres de Sheldon y Leonard, que se mantendrían en la versión final de la serie, son un homenaje a Sheldon Leonard Bershad, productor, director, escritor y actor de televisión.
Y para finalizar, y cerrar el círculo... el chiste que Mia tenía que contar en el piloto de Fox Force Five.

26 de mayo de 2010

La televisión alternativa

Fringe-2x22-Over-there-part-1-Español-España.avi_001773188-580x327

Durante su segunda temporada, la serie Fringe (y si no la has visto y piensas hacerlo esto puede ser un ligero spoiler) idea la existencia de un universo paralelo al nuestro donde los aconteciminentos son ligeramente diferentes a los que conocemos. Respecto a la televisión, incluyeron un guiño hacia la serie de Aaron Sorkin, The West Wing, que aún en 2010 seguía en antena. Así que sabemos que esta serie está en su onceava temporada, pero... ¿qué es del resto?:

24 de mayo de 2010

Lost: The End

El texto que viene a continuación no es una review, si no un esbozo rápido y poco meditado escrito tras la emisión del último episodio de Lost. Por ello, aunque casi no revela detalles sobre le episodio ni teoriza sobre él, tienen que saber que su lectura no es recomendada a no ser que ya lo haya visto.


Es curioso como, ahora que tenemos el puzle de Lost completo y podemos analaizarlo conociendo todas sus intenciones, la serie ha resultado ser una historia bastante más simple de lo que su encriptada narración anunciaba. Al grano. Lost es una historia de redención con un poso bastante, bastante religioso. Es la historia de unos personajes desgraciados que tienen que conseguir dejar atrás todo el lastre de su pasado para poder alcanzar la felicidad.

En este contexto, la isla es el medio para lograr esa redención. Por eso Lost empieza y acaba en ella. En el momento en el que Jack cierra el ojo en el último fotograma de la serie, el círculo se cierra y ciertamente poco importa lo que pase después. Algunos murieron en esa isla, otros morirán años después. El como lo harán o que harán mientras tanto, es algo que no importa. Porque en el momento en que Jack cierra su ojo, y muere, el resto ya ha cumplido su papel. Unos vuelven a la civilización, otros aceptan sus nuevas responsabilidades en la Isla, pero todos han dejado atrás esa carga.

Así que al final resulta que el resto de la serie, ese galimatías de ciencia ficción, fantasía y mitología no resultan más que ser unas piedras en el camino para conseguir esa redención. Dharma, osos polares, números malditos, templos, humos negros, hostiles y estatuas gigantes son el imaginario para conocer las historias, motivaciones y destinos de los personajes. Algunas de estas historias han resultado configurar varias tramas excelentemente narradas, otras muchas se han quedado a la mitad y no pocas, directamente, han quedado sin respuesta. Y esto ha ocurrido, simple y llanamente, porque eran la excusa para contar otra cosa, lo que realmente los guionistas tenían pensado desde un principio y lo que nos ha venido a contar este The End.

Y claro, desde este punto de vista, no se le puede achacar mucho a los creadores. Lo que en el fondo han querido contar, lo han contado bastante bien. Ahora bien, el problema de Lost es que no se ha destapado como lo que era hasta su final, por lo que hasta ese mismo instante el espectador no sabía con lo que se encotraba realmente. Así que una vez alejado el misterio de la serie, solo queda aceptar su propuesta o no. Los que la hayan aceptado, sin duda, estarán muy satisfechos con el final de la serie. El resto, me temo, se sentirá timado y con la sensación de que han estado tirando del carro de la serie durante años guiados por una zanahoria que luego, engañándole, no le han dado.

Pero cualquiera que sea la posición ante la serie, lo que sin duda es muy cierto es que todo ese puzle montado con la excusa de contar esta historia de redención ha superado con creces cualquier final. Hasta en esto Lost ha conseguido ser pionera. Ha sido capaz de, independientemente guste su propuesta final o no, hacer disfrutar a un considerable número de espectadores a lo largo y ancho del planeta. Y por eso es un clásico instantaneo de la televisión.

Lost se ha acabado y lo ha hecho siendo fiel a su principal seña de identidad. Siendo un what the fuck constante. Y eso es una de las pocas cosas, supongo, en la que todos estaremos de acuerdo. En eso y en que lo realmente divertido de esta serie siempre ha sido los ríos de tinta (sobre todo digital) que ha hecho correr. Por ello esta entrada se irá actualizando con todos los sesudos análisis y locas teorías que vayan apareciendo por internet.

[+] Perdidos, 6x17 y 6x18: The End en Freak's City.
[+] This is the end, beutiful friend en Gúdtivi, Inc.
[+] Lost 6x17-18: El fin de los tiempos. Último episodio en Seriéfilo.
[+] Perdidos 6x17/18: final decepcionante en YO NO ME ABURRO.
[+] Cuando dejaron de estar Perdidos en Hablando de Series.
[+] Reflexiones post-Lost: La Camiseta Verde.
[+] El último final en El Diario de Mr. MacGuffin.
[+] Antes o depués en Inquisitore Televisivo.
[+] La muerte es tu regalo en BRIAN EDWARD HYDE.
[+] El decepcionante final de Lost en Diamantes en Serie.
[+] El reencuentro en Crítico en Serie.
[+] Apuntes sobre Lost en Rico Estofado Cultural.
[+] The End en El Cuarto del ocio.
[+] Review Lost 6x17/18 The End en Carrusel de Series.
[+] Lost: The End en Kalimero´s Zone.

20 de mayo de 2010

Ugly Americans



Se denomina como "ugly american" al norteamericano medio que no conoce más de lo que ha vivido siempre y se muestra como un auténtico ignorante en cuanto a temas relacionados con otras culturas. Ya saben, cosas como que España está al sur de México, que Canadá no es un país de verdad o que la única diferencia entre las Koreas y Japón son las enfermedades venéreas. Carne de estereotipos, vamos. Así que en este contexto nace y se desarrolla Ugly Americans, serie de Comedy Central cuya primera temporada consta de siete episodios de unos veinte minutos y que se puede disfrutar entera en una tarde en menos tiempo del que aprendes a escribir sin ayuda Eyjafjallajokul.

- "Todo este rollo me parece muy bien, Alex. ¿Pero de qué va?" Bien, Ugly Americans nos cuenta el día a día de la oficina de integración de Nueva York a través de la vida de Mark, un humano que se desvive por los casos con los que tiene que lidiar, que vive con su mejor amigo zombie y tiene una relación de amor y odio con su jefa, una mitad demonio mitad humana, literalmente, hija de Satanás.

Mark: How long have you been watching me sleep?
Randall (zombie): The whole night.
Mark: Okay, clearly, you want to eat me. And that's... natural. You're... you're a zombie!
Randall: Save your hippie mind-games for someone else, dude.
Y como esto es animación para adultos el rollo de "es una crítica a la sociedad que aprovecha la caricatura para bla, bla, bla..." me la salto. Pero lo que si hace, y es su mejor acierto, es una inmersión en el genero de terror para exprimir todos sus clichés y virtudes y transformar New York en una multicultural ciudad en la que se dan cabida los más variopintos monstruos que puedan sus mentes imaginar. Demonios, magos, hombres-koala, zombies y algún que otro ser humano pueblan una serie que, además, se pasa la corrección política y social por dónde la espalda pierde su nombre y que de vez en cuando se marca más de un homenaje en forma de referencia a la cultura audiovisual americana, con parodia al final de Los Soprano como cúspide.

En definitiva, una primera temporada de una serie de animación feísta, surreal en planteamiento y formas y con un humor bastante grotesco que, para lo que dura, recomiendo ver si todo lo que he dicho hasta ahora no te ha repugnado. Y parodian Crepúsculo, que siempre viene bien.

[+] Ugly Americans, en Intramuros.